samysilva.com

March 20, 2010

                
       

Poeta porteño JUAN MEZA SEPULVEDA ante el fallecimiento de Samy

Tema: Publicaciones — admin @ 5:07 pm

El Mercurio de Santiago, 1988

Hondo pesar ha causado la muerte del conocido y prestigioso maestro y padre del periodismo linarense, Samuel Maldonado Silva, acaecido recientemente.

Maldonado Silva nació en Valparaíso, pero su vida y trayectoria periodística la desarrolló integralmente en Linares, específicamente en Radio Soberanía, emisora en la cual prestó servicios profesionales por casi 40 años. Fue corresponsal del Diario El Mercurio de Santiago  y, además, trabajó por más de dos décadas en El Heraldo de la sureña ciudad.

Descolló en la poesía y la novela, publicando entre otros volúmenes  Mar de Caracoles, Ronda de Ansias, En Tinieblas anda el Hombre, El Ambito Silencioso, Poemas a cuatro voces, Amenas y Substanciosas reflexiones del arte del buen manducar en Panimávida, Cantos para Soledad y culmina su obra  con el libro Yendo hacia la noche.

Maldonado Silva sintió un inmenso cariño por Linares y una indisimulada nostalgia por Valparaíso, su tierra natal.

Hoy, tras de sus restos virtuosos no vemos pendones llorosos, sino un murmullo, mixtura de bandales gavioteros y pajaradas campestres y, orando silenciosa, la evidencia de ese, su laborar tan brillante y fecundo. Y, ese es el sueño de su vida, que el viento linarense puebla cada mañana, lo echaría de menos, como ya lo echamos de menos los porteños, sus amigos de Valparaíso que bebimos de su ardoroso batallar periodístico y poético.

Samuel Maldonado Silva; Bendita sea la tierra donde quedaron esparcidas tus cenizas y que el viento, tu perenne amigo de inquietudes, sabría diseminar en los terrales grávidos de tu amistad imperecedera.

Conviene señalar que, precisamente el día de su muerte, Samuel había dado forma a un poema. Al leer ese manuscrito se distingue lo siguiente: para que querer la muerte sí ya estoy sin vida vagando en las huellas de la noche…Está escrita en las líneas de mi mano, mi existencia milenaria en los días que agonizan cada noche (fragmento).

No Comments

No comments yet.

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.

Powered by WordPress